PREMIOS VI EDICIÓN

GANADORES

  • USO RESIDENCIAL: EDIFICIO GAUDÍ (LORCA)
  • USO INSTITUCIONAL: CASAS CONSISTORIALES (MAZARRÓN)
  • USO TURÍSTICO: MUSEO ISAAC PERAL (CARTAGENA)
  • OTROS USOS: COLEGIO LA MILAGROSA (TOTANA)
  • REHABILITACIÓN: TEATRO APOLO (EL ALGAR)
MENCIONES
  • USO TURÍSTICO: HOTEL ZENIT (MURCIA)
  • CASA MUSEO PEPE MARSILLA (BULLAS)
  • OTROS USOS: CONCESIONARIO BMW (CARTAGENA)
  • REHABILITACIÓN: IGLESIA DE SANTIAGO (LORCA)
PREMIO ESPECIAL A LA LABOR PROFESIONAL
  • D. Pedro Diosdado Muñoz Martínez

返回

COLEGIO LA MILAGROSA

PREMIO REGIONAL EN CATEGORÍA OTRO USOS

portada

ARQUITECTOS TÉCNICOS:

Francisco Martínez Azor Azor

MOTIVOS:

Por su magnífico comportamiento durante la larga vida del edificio, el buen mantenimiento dado por sus titulares y por la capacidad de prestar eficazmente el servicio al uso al que se destina.

DESCRIPCIÓN:

El edificio del Colegio la Milagrosa es sin duda una de las edificaciones más importantes de la ciudad de Totana. Tras más de un siglo de antigüedad, los ciudadanos de la localidad no percibirían la ciudad del mismo modo sin su recta silueta. Ya en el Siglo XVI se trabajaba en una antigua edificación del solar como hospital, asilo y posada pues la ley de entonces así lo exigía. El edificio pasa a manos de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl sobre el año 1887. Pero no es hasta hace aproximadamente un siglo cuando se erige este gran edificio como centro de enseñanza. Durante el periodo de la guerra se vio obligado a volver a servir como hospital, y al finalizar ésta, el edificio quedó en un estado un tanto decadente pero a pesar de ello, se retoma la enseñanza. Desde entonces, el número de alumnos ha ido aumentando hasta los 780 de hoy en día, donde se forman niños y niñas de la localidad desde los 3 hasta los 16 años. El edificio destaca por su rectitud en planta y su escasez de vuelos sobre la línea de fachada, lo que otorga una solemne presencia. El edificio, al estar aislado, le permite tener ventanas en sus cuatro fachadas. Éstas tienen un dintel en arco de ladrillo cerámico visto y su alféizar es del mismo material, en ambos extremos se encuentran unos sillares de piedra que cierra el conjunto. En la fachada principal destaca el pórtico de la entrada, remarcado en forma de arco con sillares de piedra al igual que el zócalo. Hasta hace aproximadamente 30 años, este arco no era ornamental, sino que era el empotramiento del arco que sostenía un puente que comunicaba el edificio con el antiquísimo hospital-asilo, la ventana sobre este era entonces una puerta. El edificio queda cerrado superiormente por una pequeña moldura y una cornisa que vuela sobre la línea de fachada.

foto1 Foto 2